Estas cebollitas glaseadas son geniales para acompañar pescados, carnes o verduras y pastas. Nosotros las degustamos junto a unas pechuguitas de pollo a la plancha y un fisco de arroz integral.

Ingredientes para las cebollitas glaseadas:

  • 10 cebollitas francesas o chalotas
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Caldo de verduras o de pollo/carne 1/2 vaso ( mas o menos )
  • Sal
  • 1 cucharadita de miel
  • Pimienta rosa o negra
  • Cardamomo 3 vainas.
  • 1 hoja de laurel
  • 1/2 Vaso de jugo de naranja/ mandarina/pomelo
  • 3 cucharadas de salsa

cebollitas francesas

Lo primero que haremos es escaldar las cebollitas, una vez lavadas, en agua hirviendo. Es decir, las metemos poco menos de 1 minuto en agua hirviendo y las sacamos rápidamente a un cuenco de agua con hielo. Esto nos ayudará a pelar las cebollas con facilidad. Pelamos.

Ponemos en una sartén o un caldero ( que tenga tapa) y diámetro suficiente para que las cebollas se distribuyan sin amontonarse, el aceite y la mantequilla a calentar. Añadimos las cebollas y doramos haciéndolas bailar, para que se doren por todos lados de manera homogénea. Añadimos la hoja de laurel, pimienta negra/rosa y las semillas da cardamomo machacadas o en polvo. Dejamos que compartan su perfume.

Cuando tengan un bonito color uniforme, las cubrimos hasta la mitad con el caldo caliente, añadimos la sal y tapamos pero dejando que salga el vapor, es decir, mal tapamos. A los 5 minutos regamos las cebollas con el jugo de cítricos que hayas elegido. Dejamos reducir el caldo a la mitad a fuego medio/bajo.

 

 

Añadimos dos cucharadas de salsa Tonkatsu ( de venta en los super asiáticos ) y la miel. Destapamos, subimos un poco el fuego, movemos y hacemos bailar las cebollas de nuevo y bajamos el fuego de nuevo. Conseguiremos una salsa brillante, cremosa y deliciosa.

oromiel, miel de la orotava

Apagamos y servimos como guarnición, aunque quedan tan ricas que casi se convierten en plato principal.

¡Volaron! La aproxima vez doblo cantidades y guardo o congelo.

Las cebollitas se pueden glasear también con oporto, vinagre balsámico, salsa de soja, salsa Hoisin, vino dulce …. siempre preferimos usar miel, jaleas, panela o azúcar de caña en vez del azúcar blanca.

cebollitas glaseadas

Si te sobran, las podrás recalentar sin problemas si les queda salsita, si no, puedes hacerlo al baño maría.

 

Este tipo de recetas son las que conforman la infancia de muchos de nosotros. En Se te Va la Olla hemos creado un nuevo proyecto para recuperar muchas de estas recetas tradicionales pero aportándole un valor añadido, la historia que lleva aparejada cada una de esas recetas. Queremos conocer tu receta, pero también a la cocinera que te la enseñó, la que la ideó, las anécdotas que la envuelven, en fin, todo aquello que quieras compartir de ella. En la web de Con las Abuelas a la Olla encontrás recetas de otras abuelas y un formulario de participación para que puedas hacernos llegar la tuya. Te esperamos.