Nos encantan los platos de cuchara, y ahora con la lluvia y en casita apetece mucho. Una buena y reconfortante crema de bubangos nos devolverá ese calorcito.

Parece que llega la hora de comer y todos se relajan, la cocina se llena de aromas de mi niñez, y surgen juegos, conversaciones y sonrisas, es la magia de la cuchara … y la estoy aprovechando a tope.

Hoy preparamos entonces nuestra crema de bubangos ( calabacín ) y quedó de lujo. La cocinamos a fuego muy lento y le picamos al emplatarla unos higos secos y cebollino, porque no nos quedaba queso tierno, pero lo ideal es ponerle unos taquitos de queso e higos .. la combinación está deliciosa.

bubangos

Además es mejor tomar las sopas o cremas con tropezones, lo digerimos mejor y no tendremos sensación de hambre tan pronto.

Esta crema lleva una fritura, con muy poco aceite de oliva virgen extra de puerro y cebolla blanca.

Picamos en cuadritos los bubangos y los añadimos al sofrito, cubrimos de agua, le picamos dos papitas para conseguir consistencia y cubrimos de agua. Añadimos sal gorda, media cucharadita de tomillo seco y dejamos a fuego bajo unos 30 minutos.

WhatsApp Image 2020-03-24 at 12.23.29 (4)
WhatsApp Image 2020-03-24 at 12.23.29 (5)
WhatsApp Image 2020-03-24 at 12.23.29 (6)

Picamos unas ramitas de perejil que incorporamos casi al final de la cocción, un toque de pimienta negra y batimos hasta que quedó una crema muy fina.

Servimos con los higos, queso tierno. Nosotros pusimos cebollino, pero con perejil frito también queda de muerte lenta.

Si no quieres poner papas a la crema, puedes añadir un poco de copos de avena, arroz, cebada, mijo …. quedará también deliciosa.