Una manera diferente y divertida de dar verduras a los más pequeños y de comer “Guacamole” en época en la que echamos de menos los aguacates porque no están de temporada.

Ingredientes de nuestro falso guacamole:

  • 1 brécol mediano
  • 1 cebolla roja pequeña
  • 1/2 diente de ajo
  • 1 tomate bien rojo
  • 1/2 manojo de cilantro
  • 1/2 limón exprimido
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta picona, chili en polvo

Elaboración:

Lavamos bien el brécol, cortamos y separamos el tallo.

Cocinamos al vapor el tallo unos 4 minutos desde que empiece a hervir el agua, y añadimos el resto del brécol. Cocinamos al vapor hasta que esté tierno, sin que se deshaga. Dejamos al dente.

Cortamos la cebolla, el ajo y el tomate en cuadritos pequeños. Picamos chiquito el cilantro. Exprimimos el limón.

Sacamos el brécol una vez cocinado y enfriamos rápidamente en un cuenco con agua y hielo. Así no perderá su color verde intenso.

Procesamos el brécol, o escachamos con un tenedor. Añadimos el jugo de limón, la cebolla y el tomate picados, el cilantro y vamos removiendo mientras ponemos aceite poco a poco, emulsionamos con movimientos circulares con un tenedor.

falso guacamole de brécol

Ponemos sal y picante si nos apetece y listo para comer.

No te olvides de consumir productos frescos locales, puedes ayudar a nuestros agricultores, ganaderos, pescadores…al mismo tiempo que cuidas de tu salud y de tu paladar. Nosotros nos encontramos en Tenerife donde el clima y el suelo volcánico se alían para parir unos productos espectaculares que confieren a nuestros platos un sabor especial, y eso hay que aprovecharlo.